No te avergüences de pedir ayuda

No tengas verguenza de pedir ayuda

Cuando el pedir ayuda es la decisión mas inteligente

Con el pasar de los años por razón de los continuos reveses de la vida, a menudo nos volvemos desconfiados y escépticos a tal punto que nos cuesta aceptar la ayuda de los demás, porque pensamos que en vez de ayudarnos nos van a perjudicar o nos van a cobrar algún dia que les devolvamos el favor. Son muchas las razones por la que obramos asi, sea cual fuere el motivo porque nos cuesta tanto el pedir ayuda, la cosa es que el obrar asi justo cuando mas necesitamos ayuda, puede llegar a ser un acto de auto sabotaje. Ten cuidado, porque ese bloqueo puede costarte muy caro.

Me sucedió hace unos años atras  que me tuve que deparar  ante una situación familiar que se me escapaba de mi control y que parecía que no había como remediar.  Veía que las consecuencias serian lamentables y podrían agravarse en el futuro si no se corregia a tiempo esa situación y si no actuaba de inmediato. Tenia que actuar rápido y obrar con sabiduría.  

Luego de encerrarme en mi cuarto y ponerme de rodillas, que es lo que suelo hacer de costumbre cuando me enfrento ante una situación que requiere de una intervención divina, entendí que si quería que las cosas cambiasen entonces no podía demorarme en tomar una decisión. El asunto era que de mi parte no había mucho que yo pudiera hacer. Necesitaba de un buen consejo de alguien con mas experiencia que yo, Necesitaba ayuda.

CUANDO RECONOCER QUE NECESITO AYUDA

Aprendi con los años que cuando uno quema todos los cartuchos disponibles y ya no te quedan mas, todavía te queda a favor un arma muy poderosa que funcionara para todo y siempre te dara resultados. Es el poder de la oración y el saber escuchar la voz apacible del Espiritu Santo en quietud y en silencio. Asi que eso fue lo que hice y al final eso mismo fue lo que me trajo la victoria.

Tuve que reconocer que la envergadura del problema era superior a mi conocimiento.  Tuve que reconocer que no podía hacerlo solo y que necesitaba ayuda. Tuve que reconocer que no podía seguir adelante de esta forma, que debía hacer algunos ajustes en mi vida para provocar el cambio que anhelaba.

10 IDEAS PARA TRABAJAR SIN STRESS

La Palabra de Dios dice:  “¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le daráuna piedra? ¿O si le pide pescado, en lugar de pescado le dará una serpiente? 12 ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? 13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?” (Lucas 11:11-13)

Gracias a Dios hice lo que Dios me había mostrado, antes que nada me puse de rodillas y le confesé al Señor mi problema. El en su misericordia me revelo una estrategia y detalles de lo que debía hacer para remediar esta situación. Afortunadamente al final pude resolver mi problema y todo se soluciono para la gloria de Dios.

LA BUENA NOTICIA

La buena noticias es que como hijos de Dios siempre contamos con un solucionador de problemas por excelencia que es nuestro Padre celestial y que puede desenredar cualquier situación aparentemente imposible por mas complicada que sea. La buena nueva es que siempre podemos recurrir a El, a cualquier momento y a cualquier hora del dia. Su atención y soporte es del tipo 24/7/30. Que maravilloso verdad?

Ahora, lo que puede llegar a ser malo para nosotros es no estar dispuesto a hacer caso de la instrucción que Dios nos traerá algunas veces como solución para el problema. La Biblia narra episodios insólitos que nos hace cuestionar: “No será que Dios se ha vuelto loco?” Cuando leemos las escrituras vemos que la solución llegaba a través de una orden extraña, como el de hablarle a una roca para que brote agua, o agitar el agua del mar con una vara esperando a que este se abra, o de orar por unos pocos panes y unos pocos pececillos para alimentar a toda una multitud, etc. (La lista es larga)

Vas a tener que aceptar que la mayoría de las veces la solución divina no vendrá a través de  ángeles del cielo sino a través de angeles en formato de seres humanos que para bien de nosotros estarán dispuestos a extender sus manos para ayudarnos a salir del enredo en el que nos hemos quedado atrapados por causa de nuestras malas decisiones.

Lo trágico de todo esto es que mucha gente rechaza esa ayuda y prefiere continuar con las riendas de la situación y seguir adelante por caminos desconocidos corriendo el riesgo de perderse para siempre. Aunque sabe en su interior que esta mas perdido que un samurái con boleadoras, sin embargo no admite que ha perdido el control ni reconoce que necesita ayuda. Sabemos que necesitamos ayuda, pero sin embargo, nos cuesta tanto el hecho de pedir ayuda que preferimos disimular que todo esta bien y seguir sufriendo…
Porque actuamos asi? Porque nos cuesta tanto pedir ayuda? 

PORQUE NOS CUESTA TANTO DE PEDIR AYUDA

La tendencia de mucha gente es aislarse cuando nos enfrentamos a ciertos problemas. Existen muchos motivos por el que nos cuesta mucho pedir ayuda. 

  • Por orgullo, la cruda verdad es que la mayoría de las veces nos cuesta pedir ayuda por que somos orgullosos. El orgullo es la raíz de todos los pecados,
  • porque hemos sido programados a operar por nuestra cuenta y que al pedir ayuda transmitimos una señal de debilidad.
  • Por presión social o por el que diran los demás
  • Por vergüenza y por timidez
  • Por pensar en que seremos humillados
  • Por temor a ser rechazados
  • Porque pensamos que nosotros todavía podemos manejar la situación
  • Porque desconfiamos que la ayuda nos saldrá mucho mas cara . O sea que nos va a salir mas caro el collar que el perro.

En fin, yo me imagino que debe de haber mil motivos mas por el cual nos cuesta tanto pedir ayuda.  El hecho es que a veces en la vida en que La decisión mas inteligente que podemos tomar es…la de confesar nuestra necesidad y pedir ayuda.

PORQUE NOS CUESTA ACEPTAR LA AYUDA DE LOS DEMAS

Hay veces en que los están a nuestro alrededor se dan cuenta antes que nosotros de nuestra pésima y lamentable condición y en un acto de generosidad y de amor nos extienden su mano para ayudarnos a levantar. Pero por increíble que parezca, en esos momentos que son oportunidades únicas para dar vuelta el resultado, en vez de aceptar la ayuda nos negamos a ser ayudados alegando que no es necesario y decimos que todo esta bien y que no hay necesidad de que se preocupen, porque todo esta bajo control.

Que grande ironía, verdad? Todos los demás ya se dieron cuenta de que el personaje en cuestión se esta derrumbando menos el mismo. Es mas o menos como la historia del chiste del párroco que se ahogo cuando vino la inundación a su pueblo por ponerse a esperar a que Dios lo viniera a rescatar. Dios le mando su ayuda a través de los barquitos salvavidas pero el no quiso aceptar, el quería que Jesus mismo se le apareciera para rescatarlo.

El escritor Mario Alonso Puig enseña en uno de sus libros que: hemos sido condicionados a ocultarnos, a negar, a disimular. Es algo así como intentar aguantar como sea la fachada de un edificio que por dentro está en ruinas para que los demás sigan pensando que el edificio es maravilloso. Es inimaginable la energía que tenemos que emplear y el desgaste físico e intelectual que nos origina esta obsesión de mantener nuestra fachada. Lo sorprendente es que todavía la mayor parte de los seres humanos no nos hayamos dado cuenta de que, en realidad, el edificio no está en ruinas y que, de hecho, en calidad y hermosura es infinitamente mejor que la fachada que lo tapa.

Por eso, el reconocer que necesitamos ayuda es una actitud de grandeza no de debilidad y es solo para valientes.

A VECES ES BUENO CEDER EL ASIENTO DEL CONDUCTOR 

Hace poco tiempo vi un video de una conferencia magistral del Prof Baba Shiv, a quien conoci a través del canal de TED talks (Technology, Entertainment and Design) en YouTube. El mensaje de este académico sobre toma de decisiones me impacto profundamente y me inspiro a escribir este articulo

El profesor hindú sostiene que en recientes investigaciones han mostrado un hecho contrario a la intuición sobre la naturaleza humana: que a veces, el tener demasiadas opciones para elegir nos hace menos felices. Esto, incluso, puede darse en un tratamiento médico. Baba Shiv comparte un estudio fascinante que mide por qué la elección da lugar a la duda, y sugiere que ceder el control –en especial, en decisiones de vida o muerte– puede ser nuestra mejor decisión.

En la video conferencia cuenta su experiencia personal con su esposa combatiendo el cáncer y sobre el difícil desafio de toma de decisiones en el proceso de tratamiento medico. Al final de la charla el académico deja una enseñanza maravillosa que nos convendría a todos prestar atención.

HAY VECES QUE ABANDONAR EL ASIENTO DEL CONDUCTOR Y SENTARSE EN EL ASIENTO DEL PASAJERO PUEDE SER LA DECISION MAS INTELIGENTE DE NUESTRA VIDA

Puede llegar a ser muy excitante el permanecer sentados en el asiento del conductor y tener las riendas por mucho tiempo. Pero hay veces en que presumimos tanto de que conocemos el camino y al final terminamos perdidos y desviandonos de nuestro destino, fue porque nos confiamos demás en nuestros propios GPS.

Principio de Inteligencia Biblica: »Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas” (Proverbios 3:5,6)

Hemos sido influenciados por una corriente de pensamiento errónea de que el hecho de pedir ayudar es una señal de debilidad y una característica de aquellos que no son responsables y son incapaces de resolver su propia vida. Es la teoría maldita de la autosuficiencia, de pretender estar al mando y de pretender tener el control de todas las cosas.

La verdad es que las personas mas sabias de este mundo saben expresar su necesidad, con humildad y simplicidad, demostrando a los demás que son humanos y vulnerables y que no lo sabemos todos.  Personas sabias no desprecian la ayuda de los demás.

Necesitamos recordar siempre que uno de  los principios de sabiduría de la Inteligencia bíblica afirma que  “Cuando somos débiles entonces somos fuertes”. Personas que obran con esta actitud son poseedoras de una grandeza notable, de una fortaleza insuperable y que han aprendido a reflejar el carácter de Cristo.

Querido lector, si ves que tu problema se ha convertido en un complicado rompecabezas de nivel avanzado no tengas vergüenza de pedir ayuda. Afortunadamente en el mundo todavía existen personas de bien que nunca se negaran a extenderte una mano para que te vuelvas a levantar. Cuando reconozcas que necesitas ayuda y la aceptes cuando te la ofrezcan, esa será una de las decisiones mas inteligentes de tu vida.

Autor: Alberto A. Conti – Tesoros del Alma

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

albertoaconti107 Posts

Soy un emprendedor activo de Negocios por Internet. Al mismo tiempo desarrollo actividades profesionales de Coaching, Consultoria y Capacitación, y como Orador y Motivador. A traves de Internet, estoy brindando asesoría y formación a Emprendedores de Internet y de Negocios basados en el Hogar. Soy Conferencista internacional, creador de contenidos, tambien autor y escritor, en 2012 estoy lanzando “Megaheroes” mi primer libro impreso de motivación para emprendedores, para el Mercado hispano.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Don't have account. Register

Lost Password

Register

Facebook

Get the Facebook Likebox Slider Pro for WordPress
A %d blogueros les gusta esto: